jueves, 25 de enero de 2007

EL ENCANTO DE LA NIEVE

Está nevando en media España y son muchos los pueblos y ciudades que aparecen blancos en estos días. La nieve ha hecho su aparición y trae consigo la alegría de los más pequeños, el encanto de paisajes nevados, la esperanza de que se convertirá en agua para nuestros campos y también los problemas que ocasiona en carreteras, pueblos incomunicados, frio y otros que son noticia de primera plana en informativos y periódicos.
Pensaba esta tarde, viendo la Sierra de Cabra nevada casi desde la Via Verde, cómo la nieve nos hace a todos más vulnerables. Nos transporta a tiempos en los que el hombre debía refugiarse ante las inclemencias del tiempo y se sentía impotente ante las adversidades climatológicas. La nieve, aún en estas épocas de la tecnologia punta, los avances ciéntificos y la más moderna infraestructura viaria, nos convierte en trogloditas. Seres humanos que no pueden contra las fuerzas de la naturaleza y tienen que buscar cobijo en sus cavernas, aguardar a que pase el temporal y suspender buena parte de nuestras actividades, consiguiendo ganar la batalla al estrés, a la rapidez cotidiana, a las numerosas obligaciones que, a diario, nos hacen olvidar que el tiempo es un invento nuestro y que la medida de las cosas es más sencilla de lo que nos marcan las agujas del reloj que nos controla.
La nieve trae problemas para una sociedad demasiado civilizada. Pero tiene el encanto de convertirnos en niños que juegan a hacer muñecos blancos, a tirar bolas a nuestros amigos, a mojarnos en medio de un jardin blanco y que, al final, nos devuelve un poco a nuestra auténtica y genuína manera de ser especie humana, que ha de batirse con la naturaleza y adaptarse a ella, olvidando por unos días, ese frenético día a día que nos convierte en ciudadanos robóticos de una sociedad tecnológica y excesivamente mecanizada.
El encanto de la nieve, además de ser la esperanza de una primavera llena de color y vida, es la vuelta a esa singular forma de vida en la que, nos guste más o menos, ha de acomodarse a lo que nos marque el pulso de la vida sin que nosotros podamos hacer otra cosa que disfrutar del paisaje mientras nos sentimos más cercanos a los que, la incomunicación del territorio, devuelve el auténtico sentido de una socialización primaria que muchas veces olvidamos.

jueves, 18 de enero de 2007

El reloj del fin del mundo

Quizá sea pecar de alarmista pensar en el fin del mundo, pero la cosa se pone fea. Poco después de las bombas de Hiroshima y Nagasaki nació el Reloj del Fin del Mundo para denunciar que la carrera atómica ocasionaría la destrucción del mundo. Desde 1947, en dieciocho ocasiones se ha ido moviendo la manecilla larga de este reloj (como si fuera el brazo de la dama de la medianoche que acecha nuestras vidas). Al contrario de lo que sucede en la noche del 31 de diciembre, cuanto más lejos esté de las 12, mejor. Unas veces ha estado más cerca y otras más lejos, según hayan sido los avances antinucleares a critero de un grupo de ciéntificos de la Universidad de Chicago.
En 1953, cuando Estados Unidos probó con éxito su bomba de hidrógeno, el reloj marcó sólo dos minutos para llegar a esa fatídica hora, siendo su mejor momento en 1991: se consiguió retrasar ese reloj hasta las 11:43h., cuando soviéticos y estadounidenses acordaron la reducción de arsenales nucleares. En 1995 se adelantó 3 minutos, cuando esos acuerdos quedaron en nada. En 1998, volvió a adelantarse hasta las 11:51h. de la noche, a causa de las pruebas atómicas de la India y Pakistán, lo que se consideró un "golpe decisivo" para decir adiós para siempre a las bombas atómicas. En 2002, el gobierno de los Estados Unidos rechaza una serie de tratados del control de armamentos, anunciando sus intenciones de retirarse del tratado del misil antibalístico y los terroristas intentan adquirir las armas nucleares. El reloj cambió a siete minutos a la medianoche.
Hace solo unos días ha vuelto a producirse un adelanto en este reloj por los temores de los actuales conflictos que hay en el mundo y también por la amenaza de cambio climático a la que según parece, estamos destinados.
Miedo me da ver cómo los ciéntificos se apresuran a modificar la hora del reloj fin del mundo que es lo mismo que anunciar la llegada de la destrucción a consecuencia de la acción del hombre, que no solo son guerras e intervención nuclear sino también contribuir decisivamente a la pésima situación medioambiental en que nos encontramos (incluyendo en ella la pobreza extrema de algunos pueblos y las grandes desigualdades).
Suenan las alarmas de forma objetiva y rigurosa. Mientras tanto nos afanamos en no sé cuántas cuestiones estériles y quizá pueriles que, lejos de llevarnos a algo, nos van a llevar a nada. A la nada. A esa nada en la que se va a convertir este planeta si seguimos actuando de esta manera.
Menos mal que, aunque sea con muchos problemas, los ecologistas y cuántos jóvenes y mayores trabajan por un mundo mejor, siguen reivindicando una forma de vida que pueda cambiar esta carrera hacia ninguna parte que nos anuncia ese reloj del fin, que válgame Dios, está a poco menos 5 minutos para el adiós nuclear. O el que provoque el calentamiento glogal.
De niño solía causarme algo de insomnio la sola idea de la medianoche. Ahora me da pánico, por eso espero que este reloj no llegue a esa hora y pueda seguir despierto.

martes, 16 de enero de 2007

APENAS HAN PASADO TREINTA AÑOS

Se cumplen en este nuevo año 2007 varias efemérides de especial calado para la sociedad española. O eso, al menos, es lo que a mí me parece pues creo que el año 1977, tuvieron lugar algunos acontecimientos cruciales para nuestra Democracia. Comenzaré por referirme al más trágico de todos ellos como fue la conocida ”matanza de Atocha”, donde fueron asesinados tres abogados laboralistas (pertenecientes a Comisiones Obreras y militantes del P.C.E.), un estudiante de derecho y un adminsitrativo del despacho, a manos de miembros del grupo de extrema derecha Triple A y otras cuatro personas resultaron heridas. Un atentado que aparecía en plena transición española, dos años después de la muerte del dictador y que tuvo lugar la noche del 24 de enero.
El entierro fue una muestra multitudinaria de la izquierda española, todavía en la candestinidad, pues acudieron más de cien mil personas, sin que hubiera incidentes. A partir de ahí se produjeron huelgas y muestras de apoyo a los fallecidos en toda España, tras un paro general que tuvo lugar asl día siguiente del atentado. Todos estos acontecimientos fueron preparando el terreno para la legalización de partidos como el PNV o el PSOE que fueron legalizados en febrero de 1977 y para aquel Sábado Santo Rojo en el que se legalizó el Partido Comunista.
El primero de abril, el Gobierno que presidía Adolfo Suárez, derogó la censura de prensa. También en abril se produjo el reconocimiento de la libertad sindical y la legalización de los sindicatos, lo que suponía poner fin al sindicato vertical que se había fraguado durante la época franquista. El 14 de mayo Don Juan de Borbón (creo que habría que recordarlo como Juan III por su reinado sin reino), renunciaba a sus derechos dinásticos de la Corona en favor de su hijo Don Juan Carlos, que así quedaba legitimado por la dinastía histórica para poder ser Rey.
El 15 de junio tuvieron lugar las primeras elecciones democráticas en España, tras cuarenta y un años de dictadura. El lema de aquella convocatoria ”Habla, pueblo, habla...” todavía resuena en algunos de los recuerdos más singulares de aquellos incipientes años del inicio de mi andadura política. En el mes de octubre se aprobó una Ley de Amnistia que venía a eliminar situaciones claramente injustas fruto de la represesión de un estado autoritario como había sido el que presidió el General Franco. También tuvo lugar la firma de los famosos Pactos de la Moncloa, un acuerdo entre todas las fuerzas políticas parlamentarias y también con participación sindical para abordar la difícil situación económica en que se encontraba España.
Por último, entre otros muchos acontecimientos hay que recordar que en 2007 se cumplirán también TREINTA AÑOS de aquel 4 de diciembre en el que cerca de DOS MILLONES de andaluces salimos a la calle para pedir una autonomía plena y en igualdad con el resto de los pueblos de España y en la que el joven malagueño José Manuel García Caparrós moría por un disparo de la policía cuando se subía al balcón de la Diputación malagueña para colocar la Bandera de Andalucía en un mástil.
Creo que en 2007 hay podersosas razones para no dejar pasar por alto este trigésimo aniversario de un año, el de 1977, crucial para la reciente historia de la España plural y democrática, afortunadamente, gracias a muchos esfuerzos personales y colectivos, de unidad de acción política, sindical, popular en favor de la libertad y la paz, nos encontramos a pesar de algunas situaciones incomprensibles entre quiénes representan la voluntad popular.

martes, 9 de enero de 2007

...VESTIDA DE CARNAVAL

Me pregunto por qué el Presidente de la Junta de Andalucía habrá elegido el 18 de febrero para el referéndum del Estatuto. Siendo él gaditano como es; siendo diputado por la Tacita de Plata; conociendo como Presidente y como andaluz lo que a Cádiz sobre todo, pero también a muchos pueblos y ciudades de la Comunidad Autónoma (que es lo mismo que decir a millones de andaluces) les gustan las fiestas de Carnaval: no se como no habrán caído, él y sus asesores, que precisamente el 18 de febrero es el domingo anterior al miércoles de Ceniza. El domingo donde casi toda Andalucía celebra el Carnaval.

Desde luego para muchos chirigoteros, eso de ir a votar disfrazados de lo que sea, será un argumento más que atractivo para sus letrillas. Ir a votar el Estatuto de Autonomía el día de Carnaval suena precisa y paradojicamente a eso: a chirigota. Y más viniendo de un gaditano. Me imagino a la presidenta de la mesa donde iré a votar vestida de "pantera rosa", a uno de los vocales de "mantilla" y al otro de "pokemon". ¡Ah! y a los interventores de los partidos cada uno con su indumentaria carnavalera, que si rojos que si naranja, que si verde que si azulón, o de lunares de todos los colores, asistiendo a un votante que viene vestido de 28-F, en un alarde de imaginación que sirva también para reivindicar el espiritu de aquel Estatuto al que ahora diremos adiós, precisamente un domingo de carnaval.
Qué muerte más festiva para un Estatuto que sí que nos permitió alcanzar la autonomía plena y que costó sangre, sudor y lágrimas, convertidas luego en alegrías y parabienes. Esperemos que el Estatuto que nazca de las urnas del referéndum del Carnaval, sea por lo menos, tan eficaz, tan duradero y sirva tanto a nuestra tierra que bien se lo merece.
Y mientras Chaves ha confirmado que el 18 de febrero es mejor fecha, habrá quién, mire usted por donde, vea por la tele y en las portadas de los periódicos del lunes 19 de febrero, cómo los andaluces, disfrazados de Carnaval, vestidos de chirigota, vamos a votar al referendum de nuestro Estatuto.

¡Olé, que arte tienen los andaluces!, dirán muchos ciudadanos españoles. Esperemos que no sirva de excusa para que más de uno piense que este presidente quiere que Andalucía vote el texto de su Estatuto, ... vestida de carnaval.

lunes, 8 de enero de 2007

¡Qué aprovechen las rebajas!

Cada inicio de año solemos estar atentos a las subidas de los precios que se “actualizan” en relación a una serie de parámetros. Lo que pasa es que, a la hora de la verdad, nos cuesta más casi todo, mientras los salarios no llegan a compensar esas subidas. Vamos, que contamos con menos dinero para poder vivir más o menos igual.
Si echamos una mirada a los precios de nuestra cesta de la compra, nos damos cuenta que en 2006, los alimentos frescos que más subieron han sido las patatas, el pollo y la lechuga, con incrementos entre un 15% y un 20%. Por encima del 10% subieron las peras, el salmón, la trucha, las cebollas y las acelgas. Por el contrario bajaron las anchoas, la chirla, el jurel y las naranjas. En cuanto a alimentos y bebidas envasados los que más bajaron fueron el vino tinto de un año, casi un 9% o el aceite de oliva en torno al 8%, además del atún claro o las sardinas en aceite; siendo los que más bajaron los mejillones en escabeche y las gambas congeladas. De confirmarse esta tendencia tendríamos que replantearnos, en función de los precios, qué será lo mejor para nuestras despensas en este 2007, pues si alimentos básicos en la cesta de la compra como el pollo, las patatas o la lechuga son los que más suben, habrá por lo menos, que hacer bien las cuentas.
A estas subidas se unen las de la luz que lo hace casi un 3%, con revisiones trimestrales a partir de julio. La bombona de butano solo sube un 0,08% y se queda en 11,78 euros hasta marzo. Para los que mantengan línea fija con Telefónica, que es la única empresa de telefonía sometida a la regulación de los precios, la cuota mensual subirá un 2.
Los trenes subirán casi un 4% en cercanías y el AVE lo hará en torno al 1,5%; los precios de las autopistas de peaje que dependen del Estado subirán una media del 3,68%. Todas las tasas estatales (tramitación de documentos oficiales, certificados de seguridad radioeléctrica, medicamentos) subirán un 2%, y las de aeropuertos un 3% para cubrir los gastos de seguridad que han generado los cambios recientes en la normativa europea. Finalmente, las principales marcas de cigarrillos experimentan una subida de 20 céntimos de euro por paquete.
Si hablamos del tipo de interés que se paga por los préstamos hipotecarios, también nos encontramos con importantes subidas que se verán materializadas desde enero, tras la revisión en diciembre de muchas hipotecas a tipo variable. Se llegará a un tipo de interés real del 5% durante 2007, frente al 4% de 2006, debido a que la gran mayoría están referenciadas al Euribor más un diferencial de entre 0,75 y 1 punto. Tengamos en cuenta que marzo y julio de 2006, se duplicó el número de familias que tienen que dedicar más del 40% de sus ingresos a los pagos mensuales fijos por préstamos, lo que podría aumentar de seguir en la tendencia de tipos y consumo que tenemos.
No obstante parece que estas subidas harán que se suavice el precio de la vivienda y que se registre en 2007 la menor subida de los 10 últimos años en el encarecimiento de los pisos (entre un 8% y un 10%), pero todos los especialistas hablan de un “aterrizaje suave” en lugar de un “pinchazo” de la llamada “burbuja” inmobiliaria. Se habla también del posible crecimiento de los alquileres provocado por este menor crecimiento (que no descenso) del valor de la vivienda nueva.
Todo esto en lo que se refiere a pagos o gastos. El incremento real de los salarios será en España de un 1,1% en 2007 con respecto a este año, ya que los sueldos subirán un 4,1% y la inflación, en un 3%. Total que el aumento de los precios de consumo implica que, pese a la subida de los sueldos, los trabajadores no ganan poder adquisitivo, manteniendo el nivel actual. Si acaso, nos quedamos como estábamos o peor.
Y ya lo vienen diciendo nuestras expertas agentes de la “cesta de la compra”: si es que desde que tenemos los euros, el monedero no cunde; nos dijeron que íbamos a tener más pero luego nos da para menos. Todo sube menos los sueldos.

Así que, cuidado con las compras de este año y ¡que aprovechen las rebajas!.

sábado, 6 de enero de 2007

Dia de Reyes, día de contrastes.

Siempre me pareció que eso de tener regalos por la noche de Reyes era un privilegio inmerecido. A esta conclusión llegaba tras comprobar que, fuera lo malo que uno fuera, siempre tenía algún regalo por la mañana. Aunque fueran caramelos, carbón dulce, monedas de chocolate o incluso algún juguete quitado de enmedio estratégicamente hacia mediados de octubre y que luego aparecía como nuevo.

La verdad que es noche de ilusión y fantasía. Pero he de confesar que hoy, después de muchos años esperando a llos Reyes y luego convirtiéndome en esos "reyes" para los más pequeños de mi casa, sigo pensando que nuestro mejor regalo de Reyes podría ser haber nacido en esta parte del planeta, en este momento de la historia, en esta familia concreta que nos ha acogido y que ahora nosotros continuamos.

Solo con ver las imágenes de las familias que viven en Ecuador en las aldeas de donde procedían los jóvenes muertos en el atentado de ETA o las de los refugiados saharáuis o las de las calles del sangriento Bagdag, por no poner más ejemplos; para estar seguro que, en efecto, nuestro mejor regalo de Reyes es estar donde estamos y como estamos.

Ojalá que alguna vez y como sea se resuelvan los grandes contrastes del mundo, las injusticias que nosotros mismos provocamos, la desigualdad que en la globalización nos hace tan diferentes.
Con la euforia del día de Reyes y la de la luna llena de estas noches, el mejor deseo de esperanza para que las cosas cambien de verdad. Lo que pasa es que es un deseo que solo se hará realidad si nosotros queremos. Sí: nosotros.

martes, 2 de enero de 2007

Centro de Salud en precario

Quién haya tenido que acudir a las urgencias del Centro de Salud de Cabra sabrá de qué estamos hablando. Es lógico que cuando se tiene una dolencia que no pueda verse atendida en los horarios habituales de los servicios sanitarios, se acuda a Urgencias. Y lo propio es que se vaya al Centro de Salud si es que la cosa no reviste una importancia para ir al Hospital. De lo contrario se produce una saturación excesiva en las Urgencias del Hospital y un desvío de las urgencias de la asistencia primaria que cubre de manera apropiada el Sistema de Sanidad Público de Andalucía. Los profesionales no son culpables de la situación, en la mayoría de los casos se ven colapsados a la hora de atender avisos en la calle y prestar atención a los usuarios que acuden al Centro de Salud.
El problema es más serio de lo que pueda parecer a primera vista. Según las propias estimaciones del S.A.S. los centros de salud de los municipios de más de 20.000 habitantes deben contar con dos unidades de urgencias para poder atender, de manera adecuada, los avisos que haya que realizar fuera del propio centro y, a la vez, a las personas que se encuentran en las dependencias de Urgencias. Pero en Cabra se da la circunstancia que al tener Hospital, solo se cuenta con una unidad de urgencias en el Centro de Salud. Cuál es la consecuencia: que se saturan las urgencias del hospital, al irse los usuarios directamente y que se tenga un servicio en precario en el centro de salud, por mucho que pongan de su parte los profesionales que prestan sus servicios a los usuarios del sistema sanitario.
He de reconocer que tenemos que sentirnos satisfechos de la sanidad pública con la que contamos en Andalucía. Pero al tiempo hay que ser críticos a la hora de reivindicar ante las instancias correspondientes que los servicios estén dotados de presupuesto y medios adecuados para que los profesionales que atienden a los ciudadanos no tengan que hacer ”encaje de bolillos” para realizar su trabajo. No hay derecho a que los profesionales del sistema público de la sanidad andaluza tengan que cubrir las carencias presupuestarias, mientras se anuncian inversiones millonarias que no llegan.No se qué pasará cuando se inaugure el nuevo Centro de Salud, espero que se pongan las medidas necesarias desde la administración andaluza para resolver estas carencias que son de su competencia porque, a día de hoy, puedo asegurarles que en caso de urgencias, o nos armamos de paciencia o nos vamos al Hospital, desvirtuando la atención primaria de los centros de salud. Y eso sin contar con que la urgencia sea más grave de lo que puedan atender los médicos, enfermeros, ateeses y cuántos profesionales están al frente de los servicios del ambulatorio.
En fin, esperemos que los aniversarios y las anunciadas inversiones en sanidad no se queden en bombo y platillo de cara a las próximas elecciones y sirvan, de verdad, para responder y atender de manera adecuada las necesidades de los ciudadanos que pagamos, puntualmente, nuestros impuestos.

lunes, 1 de enero de 2007

SE ABANDONA EL CAMPO, ¿SE ACABA LA VIDA RURAL?.

Unas recientes declaraciones del presidente de la Unión de Pequeños Agricultores, alertan sobre el progresivo abandono del campo por parte de los agricultores y ganaderos que ven cómo sus explotaciones son cada vez menos rentables, más complicadas y expuestas a numerosos contratiempos y que, para colmo, mientras los productos que salen de su trabajo se les pagan muy baratos, luego en las tiendas y supermercados, valen un montón de euros más. Euros que se quedan, como casi siempre ha pasado, en manos de los intermediarios.

Para que nos hagamos una idea, en la provincia de Córdoba, han sido durante 2006 unos 3.000 agricultores y ganaderos los que han abandonado sus actividades; 20.000 en Andalucía y 80.000 en España. En los últimos quince años se ha pasado de un 20% a un 5% en porcentaje de actividad agraria. Estos abandonos son fruto de la caída de la renta de los agricultores y ganaderos quiénes, según los datos de U.P.A. “abandonan su actividad, teniendo que emplearse en el sector servicios o en la construcción y se van a los grandes municipios o las ciudades”.

Desde luego que es un dato preocupante éste del abandono de las tareas agrícolas por parte de sus mantenedores y que conlleva la progresiva desaparición de un modo de vida y un entorno, denominados habitualmente como rurales, que me parecen básicos en la sociedad, se mire por donde se mire.

Me pregunto, si no se frena esta tendencia, ¿qué pasará con los pueblos donde las actividades agropecuarias son la base de su economía?, ¿cuántos municipios pequeños y entornos rurales se quedarán progresivamente despoblados?. Hay quién habla de un repunte de la actividad turística en estos entornos pero no es lo suficientemente importante como para sustituir a la actividad principal, agro-ganadera. Y en todo caso, si se acaban las labores agrícolas (referidas básicamente a los pequeños propietarios), ¿cómo vamos a sustituir los tomates, patatas o verduras?, ¿qué tipo de carnes consumiremos si dejan de criarse corderos, terneras o cerdos?. ¡Vaya dilema para empezar el año!.