jueves, 8 de febrero de 2007

Polémico carnaval

El Carnaval es la fiesta de la trasgresión, de lo cómico y divertido, de poner máscara a lo cotidiano y convertirlo en chirigota, murga, pasacalles y juerga. Durante años el Carnaval pasó por épocas difíciles en nuestro país, en las que la censura, de la mano de la dictadura y la falta de libertades intentaron acallar las voces críticas del pueblo que, vestido de disfraces, podía arremeter contra las más variadas cuestiones desde una crítica divertida que luchaba por permanecer contra viento y marea. En esas fechas difíciles el Carnava de Cádiz, el de Santa Cruz de Tenerife y hasta la famosa ”Pascua de los Moraos” de la vecina localidad de Carcabuey, por citar algunos, pudieron mantenerse, censura incluída, hasta que llegó la democracia y todo fue cambiando.Como en otras muchas cosas, la globalización ha ido calcando maneras carnavaleras y muchos carnavales andaluces han intentando emular el carnaval gaditano de por sí auténtico y único. En no pocos casos, el plagio ha sido desafortunado y salvo algunas excepciones, son muchos pueblos y ciudades los que intentan sin mucho éxito, tener un concurso de agrupaciones que no llega a cuajar.
La calidad y prestigio de los grupos que participan en el Falla tiene pocas posibilidades de ser copiada con éxito, sobre todo por que en Cádiz, el Carnaval se vive todo el año y todo el pueblo participa con una pasión similar a la que pueda darse en las Fallas valencianas, en los Sanfermines o en las ferias andaluzas. En los últimos días estamos asistiendo a rocambolescas noticias que, cuando menos, llaman la atención. No hay más que repasar la prensa y recordar los reportajes televisivos que han lanzado a la agrupación montillana ”Los Yogurines” para ver la publicidad que les ha dado elegir un título y unas letras que han parecido ofensivas a algunos estamentos de la ciudad cordobesa del vino. No menos sorprendente ha sido la noticia por la que hemos conocido que el juzgado de lo contencioso administrativo de Santa Cruz de Tenerife ha comunicado al ayuntamiento de la ciudad un auto por el cual suspende de forma cautelar las cabalgatas, bailes o conciertos en la calle previstos con motivo del carnaval. Un auto que se produce a petición de un grupo de vecinos que se quejaba del ruido que producen estas famosas celebraciones. El alcalde de Santa Cruz ha publicado un bando, afirmando que esta decisión judicial ”mutila el carnaval” por ser ”un hecho sin precedentes” que ”ataca al corazón los sentimientos y la historia de Santa Cruz de Tenerife”. Desde luego que cada día me sorprenden más las cosas que pasan. Respetando la decisión y opinión que cada uno tenga, no se cómo el carnaval, apoyado por las instituciones y esperado por los ciudadanos, tenga detractores que no comprendan el significado de la fiesta. Menos mal que parece tratarse de hechos aislados, lo que pasa es que, por mor de la espectacularidad de la noticia, se convierte en ruido que, usando el dicho popular, ”hacen más ruido que las nueces”.

sábado, 3 de febrero de 2007

6 de febrero: móviles caídos. ¡Pásalo!

Éste es el correo que he recibido. Pensaba comentar algo acerca de los posibles aumentos de tarifas en las operadoras. Pero he preferido pegarlo y fomentar ese día de móviles caídos por si sirve para algo.

Los operadores móviles en España quieren subir sus tarifas a principios de marzo para compensar el efecto de la nueva ley que prohibirá la práctica del redondeo en las llamadas. La idea de las compañías de móviles es aumentar el precio del establecimiento de llamada -fijado ahora por todos los operadores en 12 céntimos- y el del precio por minuto.
Telefónica ya anunció que a partir del 1 de marzo el precio de establecimiento de la llamada subirá de 12 a 15 céntimos de euro -un 25%- y también subirá la tarifa nominal por minuto. Telefónica Móviles es el principal operador en España, con 21 millones de clientes y una cuota de mercado que roza el 46%. Con la subida de las tarifas, el precio medio por minuto Subirá un 16% al pasar de 18,4 céntimos a 21,45 céntimos, calcula el diario 'Expansión'.
Orange y Vodafone anunciaran en los próximos días cuales serán las subidas de sus tarifas, similares a Movistar. El único fin de esta subida en las tarifas en no ver mermado el beneficio del ejercicio por la aplicación de una ley aprobada en el parlamento para salvaguardar los derechos de los Consumidores de estas compañías telefónicas. Las compañías telefónicas no se avergüenzan en absoluto de TIMAR a sus clientes y suben las tarifas colocándolas al doble que en otros países europeos como por ejemplo Dinamarca, Bélgica u Holanda.
Si no reciben un toque de atención por parte de los consumidores, que deberían ser su primera preocupación, estas compañías seguirán teniendo unos beneficios anuales más altos que el PIB de más de 60 países en el mundo.
Se convoca a todos los usuarios y consumidores de telefonía móvil que a una jornada de móviles caídos que tendrá lugar el próximo 6 de Febrero (martes). Si durante ese día los 40 millones de móviles que hay en España no hacen ninguna llamada, salvo las estrictamente necesarias y no mandan ningún sms,alguna alarma sonara en los consejos de dirección de estas tres empresas y los directivos despegaran el culo de sus asientos de piel para dirigir sus miradas hacia sus clientes, que están hartos de tarifas abusivas, de contratos de permanencia que son tan ilegales como las tarifas que nos van a meter con calzador.
Pon una alarma en tu móvil o apuntalo en tu calendario, para que no se te olvide que ese día harás historia y se recordara por mucho tiempo como el día que empezaste algo muy importante para mucha gente. Si conseguimos que no entren en vigor estas tarifas habrá valido la pena.
En fin, esperemos que sirva y que las operadoras no se salgan con la suya.

viernes, 2 de febrero de 2007

Morir de hambre...

En estos días están teniendo lugar en Cabra y suponemos que en otros lugares, una serie de actividades encaminadas a la sensibilización y sobre todo a la concreción de acciones en favor de los pobres del mundo. La ONG Manos Unidas presenta un proyecto de colaboración con unas cuatro mil personas de zonas rurales de Uganda y lo hace con la intención de que los ciudadanos egabrenses colaboremos con esta iniciativa que representa una gota de agua en medio del oceáno pero que sirve para mucho más de lo que nos imaginamos. Las actividades solidarias deberían ser una constante en la sociedad actual y sirven para llamarnos la atención de las muchas necesidades que hay en el mundo y que reclaman con urgencia, actuaciones concretas que deben venir de las estructuras políticas y de gobierno. Ya lo denuncia en su blog de www.laopiniondecabra.com mi compañero y amigo José Manuel Jiménez. Como eso no sucede, parece lógico que la sociedad civil organizada, se afane en intentar cambiar la mentalidad de los poderosos para que se consiga terminar con tantas situaciones injustas como hay en nuestro planeta.
Una de ellas es la tragedia diaria de los que mueren de hambre. Una realidad que no es noticia en la portada cuando las cifras son alarmantes y reflejan lo poco sostenible de nuestro sistema de desarrollo actual, donde las diferencias son cada vez más grandes y el reparto de los bienes es todavía claramente injusto. Si se produjese un atentado, se derrumbase un edificio o una catástrofe del tipo que fuera provocara la cifra de DOCE MIL niños muertos, sería portada de todos los noticiarios del mundo. Nadie que tuviera voz pública podría dejar de referirse a tan dramático suceso y no dejarían de escucharse declaraciones que abogaran porque nunca volviera a repetirse semejante desgracia. Pues miren ustedes por donde, un informe de Naciones Unidas lo dice así de claro: “cada siete segundos muere un niño de hambre”, lo que supone alrededor de 12 mil niños muertos al día. Y estos datos se refieren sólo a la infancia y sólo a los que muere de hambre. Espeluznante información que parece dejarnos impasibles entre otras cosas porque no se refleja en la primera plana de un informativo ni es noticia de portada de telediarios, periódicos o cualquiera otro medio de comunicación.Claro que si fuera noticia, serían necesarias varias ediciones especiales o añadir unas sesenta páginas más por cada número, para publicar sus nombres, incluir fotos de sus rostros, hablar de las familias y pueblos destrozados por el dolor y la impotencia.
De lo que resulta que esos 12 mil cadáveres que no tienen duelo ni son noticia, se quedan fuera de la historia, nadie organiza misas de aniversario, manifestaciones u homenajes por esos doce mil pequeños muertos de todos los días a manos de un canalla orden económico que se nos vende como progreso, que tiene en las leyes que lo amparan la solidez de su impune edificio y que aterroriza a través de sus bandas monetarias el depuesto gobierno de la vida.
Reclamar con urgencia que ésto cambie es una tarea necesaria e imprescindible para que la dignidad humana no se resienta. Para quien piense que no es posible, hay respuesta contundente: el Informe sobre Desarrollo Humano del Programa de Naciones Humanas para el Desarrollo afirma que los 500 individuos más ricos del mundo tienen ingresos mayores que los 416 millones de personas más pobres. Con apenas una reducción de un 1% en el presupuesto de armamento mundial, podría solucionarse el problema. Está claro que es cuestión de cambiar de pensamiento, de actitud y de convertir nuestras estructuras en organismos solidarios para que todos tengan posibilidades reales de poder vivir. Contentarse con declaraciones o manifiestos es, a todas luces, consentir que miles de personas sigan muriendo cada día. Pensemos que, cuando acabemos de leer estas líneas habrán muerto unas cuarenta y cinco personas por que no tienen para comer.