viernes, 30 de diciembre de 2011

Se acabó.....

llega el último día del año 2011. Y queramos o no, se acaba. Así de fácil, sin más historias ni complejidades. No nos queremos dar cuenta que este es el modo de pasar el tiempo. Pasa y no tiene miramientos. Nosotros, mientras tanto, aferrados a lo que sea, con tal de pensar que se ha detenido.

Que no, que no. Que pasa y que se acumulan experiencias y vivencias. Y que año pasado, año vivido. Por mucho que nos empeñemos, ahora comprendemos que cuando nos decían siendo niños que el tiempo volaba, es verdad que vuela. Lo importante es vivirlo, compartirlo, sentirlo.

No es bueno, y quizá ni siquiera conveniente, volver la vista atrás. Es mejor mirar hacia el futuro y hacerlo con la vista puesta en el presente.

Y el presente de hoy, por más que queramos buscar algún mensaje entre las líneas de un texto, no es otro que dar por concluido un año, este extraño y complejo 2011 y comenzar uno nuevo. Par y bisiesto.

Bienvenido sea 2012 y que las expectativas puestas en él se cumplan.

¡Feliz Año Nuevo!


sábado, 10 de diciembre de 2011

¡¡Cómo pasa el tiempo!!

Casi sin darme cuenta han pasado más de dos meses desde la última inmersión en negro sobre blanco. ¡Y pensaba que había sido ayer!.

En estos meses hemos tenido de todo, como en Botica. Elecciones, cambio del cambio, recrudecimiento de la crisis, leve recuperación de las bolsas e incluso tiempo para algún viaje, lectura, descanso, salidas al campo, encuentros con los amigos o la familia, recuerdos, despedidas....

Incluso anuncios de confirmación que hacen que mis planteamientos en la anterior entrada puedan tener un final feliz. (Espero verlo para contarlo).

Ahora estamos en lo de las luces de las calles que anuncian (lo comercial de) las fiestas navideñas y con las críticas y comentarios sobre si en estos tiempos es acertado ponerlas o no, que para todo hay opiniones. Y mientras, en las mañanas de esta semana que confunde con tanta fiesta intermitente, a preparar el nacimiento y poner los elementos que conforman la celebración doméstica de la Navidad.

Enciendo la vela rosa de la corona de Adviento este fin de semana y vislumbro que apenas pasen unos días, tras la Nochebuena y la Nochevieja, se acabará el año.

Y vendrá otro, marcado por efemérides destacadas no sólo en lo personal, sino también en otros aspectos. Un año que promete y que espero se sitúe en las múltiples expectativas que tenemos puestas en ese 2012 que está por llegar.

sábado, 8 de octubre de 2011

Me cuesta creerme lo de las obras en el Aguilar y Eslava

Qué quieren que les diga. Por mucha prensa que haya de por medio y por muchas declaraciones de la administración correspondiente, que es la Junta de Andalucía y su Consejería de Educación, hasta que no lo vea, no lo creo.

El anuncio en nota de prensa de la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba, dice que se van a destinar casi 2,7 millones de euros para la reforma del edificio del Instituto Aguilar y Eslava y se enmarca en un nuevo Plan el OLA (Oportunidades Laborales en Andalucía). Y el anuncio se hace a las puertas de unas elecciones. Para variar.

Si no fuera porque ya se comunicó oficialmente algo parecido en el entonces denominado Plan Mejor Escuela y porque en varias ocasiones se iban a empezar las obras y no se ha hecho nada, a lo mejor me lo creía, pero ya les digo. Después de más de cinco años esperando que se cumplieran las promesas y tras más de otros veinticinco años esperando reformas, que se vayan con el cuento a otra parte. Para mí, ésto es como lo del pastor mentiroso, de tanto vociferar ¡que viene el loboooo!.. y ser mentira, cuando el lobo vino, nadie se lo creyó. Y encima se reía de los
vecinos que se habían tragado la trola.

Mientras tanto, sigo pensando que es un nuevo brindis al sol de los políticos de la Junta de Andalucía. Lo siento. No me lo creo.

Aunque..... pensándolo bien, si termina como el cuento ese, qué buen final sería.

martes, 4 de octubre de 2011

¡Bienvenida, Profesora!

Este curso 2011/2012, la UCO recupera una profesora, la Doctora en Derecho Constitucional, Carmen Calvo Poyato. Algunos de sus amigos más cercanos pensamos que el Congreso pierde una gran diputada, eso sí, en favor de la buena profesora que recupera la Universidad de Córdoba.

Y es que desde 1996, Carmen Calvo ha tenido una brillante carrera política, siendo parlamentaria andaluza, Consejera de Cultura, Ministra de Cultura, Vicepresidenta del Congreso y diputada en la Cámara baja del Parlamento Español. Un trayectoria imparable que acaba precisamente en esta legislatura por voluntad propia y por razones que todos o casi todos, conocen hoy día.

Carmen ha pedido volver a la Universidad, que es su trabajo, tras haber renunciado de manera pública y directa a ir en unas listas con cargo a su honor o a su dignidad. Ella suele ser clara cuando habla y no esconde que haya quiénes “quieren mantener su sitio político a toda costa, incluso renunciando a su conciencia”. No es el caso de la Doctora Calvo. Ella no ha vendido su dignidad por un escaño. Ha sido leal militante en el partido que ahora va a prescindir de ella por dejar a otras y otros en el sillón o en las listas. Ha sido socialista aún cuando se decía de ella que era independiente. Ha recorrido de punta a cabo no sólo Andalucía o España, sino buena parte del mundo haciendo gala de su servicio público como representante del Parlamento andaluz, del Congreso o del Gobierno tanto andaluz como español. Y no digamos la provincia de Córdoba por la que ha sido Diputada, con mayúscula, pues no ha habido rincón cordobés ni asociación, colectivo, ayuntamiento o institución a la que no haya atendido. Sus vacaciones siempre han tenido algún momento de trabajo como parlamentaria, para acudir a alguna fiesta o a acompañar a algún cargo público, en algún acto oficial, siempre con la lealtad de una dedicación plena y constante en el servicio al que se entregaba cuando aceptó ser candidata al Parlamento andaluz por Córdoba en aquel lejano 1996 y que ha mantenido en las más altas instancias de su cometido público al servicio de España.

Hoy, Carmen Calvo vuelve a la Universidad de Córdoba, y podrá dedicarse a seguir enseñando Derecho Constitucional desde su especial condición de ex-Ministra del Gobierno de España o ex Consejera del de Andalucía. También lo hará con el recuerdo de su paso por un trabajo concienzudo y constante, casi sin descanso, en estos más de quince años de dedicación en la Política. Habrá quiénes piensen que su actuación ha sido brillante y otros que puedan opinar que podría haber sido mejor. Pero nadie podrá negarle la dedicación, el empeño, la constancia, la perseverancia, la honestidad y el cariño que ha puesto en todo aquello que se le ha encomendado en la faceta pública desarrollada.

Como ciudadano me siento orgulloso de lo que ha hecho hasta el final, algo que le honra y honra al tiempo a la Política, con mayúsculas. Como egabrense le deseo lo mejor en su vuelta a la Universidad y le agradezco todo lo que ha hecho en estos quince años. Como amigo, me felicito de su decisión, de su firmeza, de su dignidad a la hora de tomar esta decisión que para ella se que no es complicada pues es un reflejo más de su personalidad y además, me alegro enormemente que desde hoy mismo, cuando la veamos con el birrete y la muceta rojos, en ese acto de inauguración del Curso Académico en la UCO, volvamos a contar con ella como profesora de Derecho Constitucional. Y sabremos que, nuevas generaciones de alumnos de Derecho, van a tener en ella, no sólo una gran profesora, sino una muestra viva de la más reciente historia política de Andalucía y de España.

Así que, ¡bienvenida, Profesora!

lunes, 29 de agosto de 2011

Adivinar algo en lugar de saberlo todo siempre

Veía en facebook una foto de unos queridos amigos en Berlín y recordé, sin haber estado, que uno de los lugares de esa ciudad que me encantan es la columna del Ángel y el “Cielo sobre Berlín”.

Después de la enorme carga positiva de los momentos de la JMJ de Madrid, que en lo espiritual ha sido más intensa de lo mucho que ha supuesto materialmente o de esa extraña satisfacción de vivir en Cabra y estar cerca de todo (que para algo estamos en el Centro de Andalucía) y de tener unas piscinas que son la envidia de muchos y del recuerdo de los mejores tiempos de la infancia, agosto empieza a terminar.

Después de unos días de trabajo en la vecina y para mí, querida Ciudad de Lucena, retornar a Cabra, cada día, es motivo de satisfacción. Y así abría paso a los recuerdos, aunque fuera en diez minutos, mirando a la Sierra.

Quise recordar lo que pasó hace diez años, cuando tuve el honor de pregonar las Fiestas. Y recordé también que fue en aquellos días cuando tenía que asumir la pérdida de mi padre, que tanto me enseñó de tantas cosas y que tanto sigo teniendo presente cada día, aunque físicamente lo añore. Cada día más. Hay que ver lo que son las cosas. Diez años ya, ¡cómo pasa el tiempo!.

Aún así, en este agosto que termina, las tardes en el Llanete de la Huerta de Valle haciendo la carroza, nos llevan a disfrutar de unos efímeros días de gozo que anticipan el aún mayor que nos espera en Septiembre. Y disfruto de la AMISTAD. Con mayúscula y a ser posible con triángulos de colores: verde, amarillo, blanco y rojo. La que nos proporciona la edad, o la cofradía, el cariño que nada pide a cambio. La que nos aporta tanto y tanto. Que no conoce de política, ni de intereses, ni de juicios. La de verdad. La que tengo la dicha de tener.

Y el AMOR, el que sigue presidiendo el día a día de nuestras vidas, especialmente en las situaciones que son el sustento de cada minuto y que ya suma más de cuatro lustros. Algo que los ángeles, incluso los del Cielo sobre Berlín, no pueden apreciar.

Pero nosotros, si.

Y aunque parezca mentira, o resulte sorprendente, lo más gótico de todo este momento, quizá sea el rostro y la escultura “esotérica” de la que llamamos en la eclosión de nuestro septiembre “Divina Serrana”. Esa que está escondida bajo el manto y trono con el que la identificamos en nuestra retina pero que esconde los más remotos orígenes en el secreto de los siglos. Le pese a quién le pese, el símbolo y signo que más une a los egabrenses y a cuántos se sienten como tales y comparten con nosotros estos días.

Estos días, que son todo lo contrario de aciagos, más calurosos que julio, pero ilusionantes ante lo mucho que nos espera en Septiembre: Feria, encuentro con los familiares y amigos que vienen estos días, carrozas, bailes y cantes, casetas, vino y tardes de fiesta, ir y venir para “ver a la Virgen”, y un largo etcétera que cada uno conformará en sus adentros y que todos compartiremos apenas sin darnos cuenta, recreando el fervor de los siglos, la tradición de nuestros mayores y dibujando el perfil de quiénes nos sucedan.

Y lo haremos con “el deseo de experimentar todas esas emociones de las que únicamente somos testigos observadores” como niños que nada cuestionan y todo lo viven, ansiando que el tiempo se detenga y que lo disfrutemos como si fuera eterno.

Así, sin darnos cuenta, o dándonos cuenta de todo, el tiempo nos llevará a un nuevo Septiembre que estrena vivencias y rumores, que nos traen la esencia peculiar de este pueblo, apenas conocido incluso por quiénes nos jactamos de ser sus moradores.

Y así, habremos de adivinar algo, o mucho, “en lugar de saberlo todo siempre”.

Así que pasen unos días:

Siempre será Septiembre. O al menos, siempre tendremos Septiembre.

Disfrútenlo, disfrutémoslo, amigos y amigas. ¡Que ya viene la Serrana!

sábado, 6 de agosto de 2011

Pensamientos para un sábado.

Realmente no sé por donde vamos a salir. Supongo, como mucha gente, que tenemos que estar al quite de las cosas que pasan, pero no sabemos casi nada de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Los clubes deportivos siguen hablando de millones como si nada. Las grandes multinacionales, lo mismo. Incluso las grandes fortunas personales que parece que al albur de la crisis, son aún más grandes. Sus fortunas -claro-. Las vacaciones son para verano, pero....

La gente se sigue muriendo de hambre mientras los terroristas impiden que lleguen las ayudas. La Humanidad mira ¿impasible? a todo este espectáculo dantesco de África.

Las elecciones, sin que haya cambiado la ley, irán conformando representaciones que no serán equitativas y la distribución territorial del Estado y las demarcaciones provinciales impedirán el acceso de representantes que tendrán más votos que otros. Y luego los andaluces, tendremos también que ir otra vez a las urnas. Y los vascos con lo de Bildu.

Mientras, las familias - si es que no terminamos de cargárnoslas -siguen siendo el único soporte válido para ayudar a salir de las situaciones comprometidas: abuel@s que crían a nietos para que los hijos/padres puedan trabajar; padres que pagan las hipotecas para que sus hijos no se vayan a la calle; herman@s y prim@s que ayudan con lo que pueden para que no falte comida; trueque para poder comerciar.

Otro de los elementos de apoyo en esta situación, son las oeneges que se ven desbordadas para atender a tanta gente que demanda ayuda.

Y luego la actualidad de esos "puntos básicos" (no sé a qué viene ahora dejar de hablar en datos porcentuales, pero bueno...) que aumentan la prima de riesgo. Hasta tal punto me parece inconsistente que viendo los datos de la semana observamos -a pesar de la cifra alcanzada en algún repunte- que termina más baja que estaba el lunes. Por el camino, el IBEX se ha dejado un 10% (o casi) y la gente se ha asustado tanto... Pero el caso es que el viernes era inferior a la del primer día de la semana. Y ¿porqué no vuelve todo a la normalidad si la prima es más baja otra vez?.

Vacaciones. -Gente que no se siente representada y que reclama con manifestaciones ¿espontáneas? que llenan las calles y plazas. Políticos. -Que preparan sus maquinarias electorales. Agosto- Un mes con poca liquidez. Verano- Qué lejos queda el 20-N. Noticias- No damos abasto. Mercados- Tras la semana negra en Europa, se rebaja el ráting de EEUU. Ufffff.

¡Cuántas historias! ¿para no dormir?

- Qui le sait

lunes, 1 de agosto de 2011

Vivooooo!!!!!.

Eso me dijo la última vez que hablábamos por teléfono. Hace poco. Una de las tantas veces que me llamaba para comentarme algo sobre Cabra, sus plenos, sus cosas, sus noticias. Sobre La Opinión. O sobre cualquier otra cosa de las muchas que teníamos en común.

Durante muchos años hemos compartido amistad, familiaridad, cariño, discrepancias. Aprendimos de él tanto, tanto, que quizá hasta ahora no hayamos reparado en lo mucho que nos aportó y creo que nos aportará para siempre.

No hablaré de los muchos recuerdos compartidos con tanta gente y que son reflejo de lo mucho que nos ofrecía desde su antena amiga cuando cada mañana empezaba con su voz. Ni tampoco de los que están grabados en formatos que se conservan en nuestra Biblioteca y en otros archivos de amigos y particulares o en periódicos y revistas. Ni en los cassetes que guardan sus pregones o sus recitales. Ni de los muchos consejos y colaboraciones que recibí en la etapa en que él me llamaba "consejil".

Sí quiero recordar especialmente aquellos años ochenta y pico que fueron tan importantes para nosotros en Granada. Donde me acogieron como hijo adoptivo en su casa, aquella de la calle Marín Ocete, que fue también la mía durante los primeros meses en la ciudad del Albaycín y de la Alhamabra. Ciudad que luego, cuando Paco y Josefina se trasladaron a Sevilla, seguí compartiendo con Maria José.

Hoy recuerdo las veces que subíamos a la Peña la Platería para escuchar a Manolo Benítez Carrasco. O las que nos llevaron hasta la Basílica de las Angustias de Granada para que recibiera el título de Caballero Horquillero de la Patrona granadina. Qué decir de los muchos momentos cofrades, especialmente los vividos cerca del Paseo de los Tristes, esperando la procesión de la "Concha" y el "Manué". En el Mirador de San Nicolás, en los Festivales o en la plaza de Bib-rambla.

Y tantos viajes a Cabra, desde el Darro y el Genil, con el "Compae", con Paco Quirós o Sebastianico. Y aquellas ferias del Corpus, entre la radio y los muchos amigos que su bondad le granjearon. Cuando empezaba a tomar cuerpo el ferial de Almanjayar (“al más allá” en el dicho granaíno).

Recuerdo especialmente uno de los fines de semana que veníamos y traíamos en mi coche a Manolo Benítez Carrasco, que venía pensando en comer en Los Pelaos y que luego se quedó con las ganas por estar cerrado. Creo que al final no comimos nada, pero veníamos pletóricos con un espléndido mano a mano de rapsodas. Benítez Carrasco y Paco Carmona. De Granada a Cabra. Suspiros del Genil a orillas del Cabra. Neveros de la Sierra y verdor de la Nava. De la Placeta del Salvador a la de San Agustín.

Hoy la alegría de la Sierra, que tantas veces inmortalizó y que tienen en "el cuatro a las cuatro" la más significativa de las emociones que Paco fraguó para Cabra, se torna pena de las Angustias. Pero como Ella bien sabe, pena pasajera, pues la fugacidad de una muerte solo cierra un período que abre la eternidad. Por Amor, solo por Amor....

No pueden recogerse en unas líneas las muchas vivencias y sensaciones que gracias a mi amistad con Maria José, la vida nos permitió compartir hasta hace apenas unos días. Hoy tengo que pedirle a ella que lo siga sintiéndo de la misma manera que lo ha sentido hasta que se apagó su aliento. Y que va a estar a su lado para siempre. De otra forma, sí, pero para siempre. Lo se por experiencia propia y Maria José, Josefina, todos vosotros, Paco, Belén, Rodrigo, Pedro, lo vais a sentir así también. Estoy seguro que él no va a defraudaros tampoco ahora. Al contrario.

La eternidad de una Voz, de una persona entrañable y crítica, especial y sincera, la de un padre, un esposo, un abuelo y un amigo, no quedan atrás con la muerte. Es vida que se transforma en una dimensión distinta que nos cuesta aprender a identificar, pero que una vez aprehendida se torna dichosa con una nueva presencia que permanece para siempre.

Así lo siento. Su voz, inconfundible, responde al preguntarle ¿cómo estás, Paco?:

¡VIVO!

jueves, 21 de julio de 2011

Hace cuarenta años, ¿tantos?

Recuerdo un día de verano, sentados toda la familia y parte de la chiquillería de la calle Parrillas de Cabra ante un televisor en blanco y negro, con las esquinas redondeadas y en una sala donde parecía que íbamos al cine. Fue un 21 de julio de 1969.

Mi abuelo había comprado esa tele y era de uso común para el vecindario que, ante tal novedad, no quería perderse aquel acontecimiento. Una tele nueva.

Y como en volandas, creo recordar o recuerdo por la cantidad de veces que las habré visto después, las imágenes de un astronauta que nos llevaba directamente al futuro pisando la luna y poniendo aquella banderita de barras y estrellas. Fue el primer hombre de aquel Apolo ONCE que pisó la Luna. ellos alunizaban, nosotros alucinábamos, y no precisamente en colores, sino en ByN.

Las novelas de Julio Verne parecía que se hacían realidad y después de haber visto aquello, muchas veces pensaríamos que si algo no salía por la tele, es que no era realmente importante. Luego en aquellas comedias a pié de limonero del patio de mi casa, haríamos el papel de astronautas saltando a lo "tonto" como si el suelo de cemento, regado a media tarde, fuera el polvo de la Luna. Y nos aprendimos aquella frase que repetiríamos para finalizar la representación: ¡un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la Humanidad!, tras la que sonaban los aplausos de nuestras madres y los de los más pequeños de la calle que se afanaban por intentar convertirse en actores cuanto antes.

¡Que inocencia la de aquéllos años!. Puede que todo aquello fue un montaje y, la verdad, no se si me importa:nosotros lo vimos por la tele. Y con palabras de Teilhard de Chardin "en la escala de lo cósmico, sólo lo fantástico tiene posibilidades de ser verdadero".

Eso sí, nadie nos podrá quitar esos recuerdos que hoy, al amparo de las musas, cobran virtualmente un valor que lo mismo solo sirve para alimentar nuestra particular alacena y avivar esas sensaciones que quedarán para siempre en ese particular ideario colectivo, el de aquella pandilla de la Calle Parrillas. Y eso es mucho. Tanto como los años que no han pasado en balde.

Por eso y por muchas cosas más, este "entrelíneas" de hoy, 21 de julio, va dedicado muy especialmente, a todos aquellos niños y niñas que jugábamos y compartíamos tanto en nuestra calle.

sábado, 16 de julio de 2011

No me salen las cuentas.

En esto de los números, está claro que cada uno los cuenta según le va en la película. Pero pocas vueltas tiene un camino sin atajos.

Tras el bando del Alcalde sobre la situación económica municipal, salieron los del PSOE a decir que no se ha dicho toda la verdad, por lo que habría que deducir que asumen como cierto lo que se ha dicho, aunque según sus criterios falte algo.

Dicen que faltan los datos sobre lo pendiente de cobro. Si mis cortas luces no me engañan y si lo poco que recuerdo de la Hacienda municipal me lo permite, creo que el remanente de tesorería es un término que define la solvencia que tienen un Ayuntamiento al cerrar el ejercicio presupuestario.

Y el resultado lo componen por un lado, los fondos líquidos de la institución (dinero en caja y bancos) más los derechos reconocidos pendiente de cobro, restando a todo ello las obligaciones que están pendientes de pago. Estos derechos y obligaciones reconocidas hacen referencia a operaciones presupuestarias (del ejercicio corriente y de ejercicios cerrados) y extrapresupuestarias. Y según los datos que todos los concejales asumen como ciertos, el remanente de tesorería del Ayuntamiento de Cabra es negativo y se eleva a casi 5 millones y medio de euros. Luego, por mucho que digan los socialistas, en ese remanente negativo, ya está contabilizado lo pendiente de cobro y aún así, el resultado es negativo.

También escuché del anterior delegado de Hacienda, decir que las operaciones de préstamo se habían rebajado en los pasados cuatro años. Le diría yo lo que dicen ellos: que lo digan todo. Quizá sea el único mandato corporativo en que se ha contado con una liquidez impresionante para realizar proyectos con fondos anticrisis del Gobierno Central y de la Junta. Es lógico por tanto, que se hayan ido pagando los préstamos de inversiones en los pasados cuatro años y que no haya aumentado la deuda con bancos y cajas porque han tenido la friolera de más de 23 millones euros para hacer cosas.

Aún así, quedan algunos matices que, lógicamente hace que la visión de las cuentas municipales sea diferente. Que no se haya aumentado la deuda en préstamos, no supone que no los hayan hecho ¿o no es un préstamo lo que han dado a los fondos FEDER, a la Junta o a la Diputación?. Según lo publicado, otros casi 2 millones de euros. Que tendrán que venir, claro, pero que han impedido, por ejemplo, pagar a los pequeños y medianos empresarios (y quizá a algunos más grandes), con los que la deuda municipal superan los 5 millones de euros. Y mire usted por donde, que para no pagar demora en la obra del Centro Integrado, hacen un préstamo de casi otro millón de euros, (que no se si estará sumado en la deuda con bancos publicada), pero no lo hacen para pagarle a los proveedores. Esos criterios son los que marcan un estilo de gobierno. Y si no hay liquidez y se debe a proveedores, quizá sea por esos pagos que se han hecho y que no han sido capaces de cobrar de otras administraciones. Lo mismo los teléfonos estaban cortados, digo yo.

Lo que si pienso, es que cuando llegaron al gobierno, el PSOE e IU se encontraron con un remanente de tesorería negativo que no llegaba al millón de euros y con más de tres millones de euros en los bancos y cajas. Y que también tuvieron que hacer un plan de saneamiento en apenas dos años de gobierno. El anterior se hizo casi a los catorce y también se lo encontraron listo cuando llegaron.

Y si hablan de bonanza económica y de crisis, que sepan que ellos han sido los que han tenido bonanza al contar con tanto dinero para hacer cosas sin tener que endeudarse.

jueves, 14 de julio de 2011

No dan más de sí...

Las últimas noticias relacionadas con el PSOE e Izquierda Unida de Córdoba, ponen de manifiesto la necesidad de una renovación en el seno de ambas formaciones. Los resultados electorales han pasado factura a las ejecutivas cordobesas de unos y otros, que no han podido digerir la derrota ni asumir la renovación desde los tan mermados datos obtenidos.

"Desastre sin paliativos", lo calificaba Julio Anguita. "Ya he dado de sí todo lo que podía dar" dice Francisco García.

A veces, las personas, en su dedicación, pueden encontrarse con situaciones como éstas. La gente no les responde, no les apoya, no está con ellos y ellas. Y ante tamaña situación, dimiten. Se van. Y pasan a otros escenarios, donde la política ya dejó de ser su vida, su dedicación, su ilusión. Y se convierte en frustración y derrota; en cansancio y desánimo.

Lo hemos visto también en Cabra, aunque aquí no han sido tan claros como ahora lo anuncian en la capital. Se van de unos sitios, quizá incómodos y que otros supieron aguantar, pero se quedan en otros donde pretenden seguir controlando el cotarro. En fin, será cuestión de tiempo pues, queramos o no, los resultados han sido tan pésimos como claros y contundentes. Que cada palo aguante su vela.

No dan mas de sí. Se han dado cuenta. Lo afirman tras comprobar que los ciudadanos así lo han afirmado donde tenemos que decirlo. Y los votos, a pesar de que podamos no estar de acuerdo con el sistema electoral que tenemos, son los que mandan. Y que aquí, le pese a quién le pese, hay que estar de paso. No hay más cera que la que arde.

Eso es democracia.

domingo, 26 de junio de 2011

De gitanos y de payos....

Sin exclusiones, en igualdad, con la fraternidad festiva de nuestro pueblo, del pueblo Gitano, con las expresiones propias de una Cultura que, a veces, no se comprende porque no se conoce.

Así es la Romería Gitana al Santuario de la Virgen de la Sierra de Cabra. Desde hace casi medio siglo manteniéndose en la bonanza y en la adversidad. Con el apoyo de la Pastoral Gitana de la diócesis cordobesa, del Instituto de Cultura Gitana, de la Real Archicofradía de Ntra. Sra. de la Sierra y del Ayuntamiento de Cabra. Con la fortaleza del patriarca José Córdoba y con el apoyo de tantos y buenos amigos que han sabido defender a capa y espada la importancia de esta manifestación, tan poco comprendida por algunos pero tan singular, especial y significativa para tantos.

Pocas de nuestras manifestaciones, han evocado, sugerido y propiciado tantos reportajes en todos los medios a lo largo de estos cuarenta y tres años. Pocas de nuestras fiestas han traído a tantas personalidades del cante y del baile en estas cuatro décadas. Junto a la Feria de Septiembre y la Semana Santa, la Romería Gitana a la Virgen de la Sierra, es también fiesta declarada de Interés Turístico.

No debemos prescindir de lo que aporta y creo que ha de trabajarse decididamente en su apoyo y potenciarla. Es una de esas convocatorias anuales en las que Cabra cobra un protagonismo internacional que lejos de ser sólo una fiesta religiosa con componentes culturales de gran calado, es también un encuentro festivo en torno a la Virgen de la Sierra, donde la solidaridad, la igualdad y la convivencia entre gitanos y no gitanos es un ejemplo que se ha venido ofreciendo a la sociedad desde hace casi medio siglo.

Tiempos en los que, todavía, muchos gitanos eran perseguidos y no contaban con el reconocimiento que Cabra, al amparo de Ntra. Señora de la Sierra, la "Majarí Calí", les ha ofrecido y sigue ofreciendo.

sábado, 11 de junio de 2011

Apuntar alto...

Estuve en la constitución de la nueva Corporación municipal egabrense. Fue un acto emotivo, solemne, respetuoso, con mucha gente.

Me gustaron los discursos. Los de la oposición y los de los grupos del nuevo Gobierno. También el del Alcalde, Fernando Priego.

Me gustó ver, en sitios preferentes, a Ramón Narváez y a Maria Dolores Villatoro como ex-alcaldes y que fuera la anterior Alcaldesa quien rompiera los rumores de días anteriores, para entregar en un gesto cariñoso y emotivo, el bastón de Alcalde a Fernando. También antiguos compañeros de corporación, como Eva Ostos, Manolo Marín y otros más, aunque no pude verlos a todos ya que había mucha gente, dentro y fuera del salón de plenos.

Imponía ver el Gobierno con sus catorce concejales y concejalas, jóvenes, experimentados, con la frescura de los comienzos, preparados, con ganas. Ana Peña como presidenta de la mesa de edad junto al más jóven, el propio Fernando y al Secretario, prestaron también la solemnidad precisa al acto más importante de cuántos puedan tener lugar en nuestra Ciudad.

Luego vinieron los discursos.

Destaco en el de Manolo Carnerero, su honestidad, sinceridad y realismo. No en balde es el concejal con más experiencia de nuestro Ayuntamiento y ahora, tras cuatro años de co-gobierno, vuelve a la oposición. Como él mismo dijo, de los 24 años que lleva, 20 los pasó en la oposición. Dejó claro que volverá a ejercerla como lo ha venido haciendo en anteriores mandatos.

De Miguel Güeto me gustó esa referencia a la necesidad de trabajar juntos. Si para la campaña ha funcionado, ojalá que funcione también para los plenos y las propuestas. Me llamó la atención su referencia a volver a ser un partido de izquierdas, tras no haber sabido o podido transmitirlo a la ciudadanía. Aunque no lo dijo allí, en su carta de despedida como Delegado de Presidencia, decía que trabajará allí donde su partido le diga. ¿Será el sustituto de Mª Dolores Villatoro al frente del partido como ahora lo es en el Grupo municipal socialista?. Tiempo al tiempo.

De Javier Ariza habría que destacar su experiencia y solvencia que aportará, junto a sus compañeras y compañeros, al nuevo Gobierno municipal. Como él mismo dijo, la Cultura volverá a tener dedicación y será una de las áreas básicas del organigrama gubernativo. Pero también el Bienestar Social, la Educación, las Infraestructuras, las Fiestas. Su discurso, claro y preciso mostró apuntes básicos de lo que será el trabajo a desarrollar en esta nueva etapa.

Adolfo Molina, confirma, desde mi punto de vista, el gran papel que le toca desarrollar y que ha llevado a cabo para que el PP esté donde está. Su presentación como portavoz, mostró que estamos ante un político que sabe mucho de lo que dice y que quiere ponerlo en marcha haciéndolo. Dejó claras las líneas de su grupo y del Gobierno. Creo que su discurso es una muestra de lo mucho y bueno que nos podrá ofrecer en estos cuatro años. No le pierdan la pista. Y no solo desde su trabajo en el Ayuntamiento.

De Fernando Priego, nuestro Alcalde, diré que su discurso me pareció elaborado, brillante, completo, decidido y firme. Más o menos como los que ha venido haciendo en su papel de oposición. Pero ahora se le notaba la responsabilidad que asumía. No titubeó en ninguno de sus movimientos, se mostró seguro, decidido, contundente. Y convencido, ilusionado, capaz y con muchas ganas.

Al hablar de los medios de comunicación, mostró su respeto, destacó su talante, habló de su imparcialidad y mostró una postura que apunta a un cambio visible y palpable en relación con lo que hemos tenido hasta ahora. Me alegro y mucho, de esta nueva situación.

Para colmo de bienes, a pesar de la situación en la que se encuentran las arcas municipales, nos encontramos con una renovación muy importante en la composición del Ayuntamiento. Con gente joven, preparada, con ganas. Donde la experiencia se une a la ilusión. Donde la renovación se vislumbra hasta en la oposición. Tiempos nuevos en los que escuchar que se va a trabajar con austeridad y gestión, que los problemas son oportunidades, que se prefiere futuro frente a pasado, que hay que escoger el rumbo en lugar de seguir la corriente, que hay que apuntar alto y no ir a lo seguro y fácil; ya son una declaración de intenciones que ofrece muchas expectativas y que hace arrancar el mandato con unas miras de tal altura, que nos permiten atisbar un cambio real en el que una vez más, los votos han tenido la última palabra y las personas que nos van a gobernar están más que cualificadas, con proyectos serios, asequibles y realizables.

Desear suerte a quiénes han asumido el Gobierno municipal no es otra que decirles: ¡Adelante, ánimo! el pueblo os ha puesto donde estáis y estamos con vosotros. El trabajo es duro, la misión compleja, pero están claros los objetivos y se cuenta con baluartes de gran valía. Usando un símil evangélico: la mies es mucha y los obreros pocos. Y añadiría, pero suficientes y JASP.

Y como afirmaba Adolfo Molina al terminar su discurso, ahora toca ponerse a trabajar. Catorce concejales del perfil de los que componen el nuevo Gobierno, dan mucho juego y tienen cuatro años para demostrarlo.

Otro día, lo mismo el domingo que viene, diré algo de los manifestantes del movimiento de indignados del 15-M.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Votos para gobernar

Continúo hoy hablando de política. Aunque ya la vivo desde otra perspectiva, me gusta y más en momentos como éste, donde los cambios demuestran la convicción de lo buena que es la democracia.

Si está claro y es contundente el triunfo cosechado por Fernando Priego, no lo es menos la derrota de Manolo Carnerero y M Dolores Villatoro. Pero tampoco me detendré mucho en analizarlo pues creo que con ver los datos y algunas actitudes, sobran comentarios.

Donde sí creo que hay para comentar es en el resultado del Partido Andalucista. Me parece que es un buen resultado, a pesar de haber perdido un concejal por la consabida distribución de la ley electoral que, no lo olvidemos, queda lejos de aquel “un ciudadano, un voto” por el que tanto se luchó. Y sobre todo por el gran apoyo recibido por Fernando Priego y sus compañer@s en las elecciones.

Perder poco más de 100 votos y quedarse por encima de los 3.000, es una muestra del apoyo que los egabrenses han otorgado a la lista encabezada por Javier Ariza. Se presentaban con un programa y una candidatura de gobierno. Y así, creo, lo ha entendido la ciudadanía. Por tanto, los votos del P.A., por lógica, tendrían que servir para gobernar y no para estar otros cuatro años en la oposición.

El bastión andalucista que representa la Subbética, donde hay una de las alcaldías de esta formación en la provincia y donde habrá alguna que otra aportación a la gobernabilidad, es para que los militantes de esta formación se sientan satisfechos. No ganar no siempre es perder.

En este caso, en el del P.A. de Cabra, la ciudadanía ha mantenido una buena porción de su confianza en sus componentes para que gobiernen. Y aunque no han ganado, tampoco se ha perdido mucho. Así lo veo yo. Y sería, a mis cortas luces, un error que no se aprovechara esta llave que, en palabras del candidato en la noche electoral, han otorgado los egabrenses a los andalucistas, insisto, para gobernar.

Cabra necesita, más que nunca, un gobierno sólido y estable que, con los resultados obtenidos por Partido Popular y Partido Andalucista, y las capacidades de las personas que son ya concejales electos, podría conformarse sin muchas complicaciones (si las circunstancias y las negociaciones lo permiten, claro).

Son muchos los votos que entre ambas formaciones hay, para poder gobernar y hacerlo muy bien, como espera la ciudadanía que les ha otorgado una tan amplia como manifiesta confianza.

domingo, 22 de mayo de 2011

Cambio, cambio, cambio...

Lo decía la gente. Se veía venir. Había que hacer algo. Ésto no puede seguir así. Y llegó el momento.

Tras las votaciones, las urnas han hablado. Las tan traídas y llevadas frases suenan hoy a sentencia: "la fiesta de la Democracia", "el pueblo es sabio", "que gane el mejor".

Los resultados no ofrecen dudas. Lo dicen los titulares: "España vota cambio", "El PSOE se hunde...", "situaciones históricas de cambio". Y en Cabra. También.

Ha llegado el resultado final y aunque algunos sondeos se acercaban, los pronósticos han sido superados. Fernando Priego ha conseguido ganar las elecciones con una amplia mayoría. Obtiene más de cinco mil votos en un resultado histórico para el PP siendo la lista más votada y además llega a nueve concejales.

Ahora empieza una nueva etapa. Todo parece cambiar. Es lo que tienen las elecciones y la democracia. Que suelen poner a cada uno /a en su sitio.

Habla pueblo habla, decía la vieja canción de los años setenta. Y el pueblo, mediante su voto, habló. Los datos son contundentes y suficientemente claros. Que cada uno /a saque sus propias conclusiones.

Hoy hay un ganador en Cabra. Fernando Priego y su equipo. ¡Enhorabuena! y a por todas.

viernes, 20 de mayo de 2011

Reflexiones en Sol

En la madrugada, cuando las gentes acampan en las plazas, Sol se vuelve pacífica y se expande por otros sitios.

Reflexiono en este sábado. Tenemos que votar. Sí, tenemos que votar.

¿Serán estos jóvenes de hoy el relevo necesario y esperado de aquéllos que hicieron/hicimos posibles tantos cambios?

¿Son éstos los tiempos de Acuario que se esperaban desde hace tiempo?. ¿Armonía, entendimiento, solidaridad, confianza, revolución mística y nítida. Liberación?

Para quiénes no lo conocen, la Constitución Española de 1978, reconoce en su artículo 21.1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.
2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.

Hay mucho de libertad y de reivindicación espontánea en las manifestaciones pacíficas. ¿Qué pasará tras el domingo?.

Votaremos. Y el lunes seguiremos pendientes de tanta gente que reclama que algo o mucho cambie.

Quizá me quede, de entre tantas frases, con ésta: Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir.

Mithra y Cabra

El Mithra (esa escultura llamativa y de gran significación iconográfica, que apareció casualmente en la Villa romana de la Fuente de las Piedras de Cabra que a partir de su hallazgo por la familia Castro pasó a llamarse “Villa del Mithra”), nos distingue.

Es un elemento diferenciador de la historia antigua y la arqueología del mundo romano, que nos enorgullece y debería alcanzar la representatividad que, por méritos propios, hace singular a nuestra ciudad y su historia.

Hace poco se celebraron en Cabra las terceras jornadas mitraicas, una actividad que se va consolidando y que tendrá un punto de inflexión en el I Congreso sobre Mithra que va a organizarse para el año 2012 en nuestra ciudad.

Relacionar el pasado y su patrimonio arqueológico con el presente, y aprovechar, entre otras, esta pieza de indiscutible valor para potenciar nuestro desarrollo, es el objetivo inmediato y también la apuesta de futuro para la difusión y el conocimiento del mitraismo en Cabra, que ha de contar con apoyo y acogida por parte de la población.

Quizá se han hecho pocos esfuerzos colectivos por considerar este símbolo como algo que marca nuestra identidad histórica y a la vez que sirva de desarrollo. Un esfuerzo que ha de conseguir recuperar el yacimiento y ponerlo en el lugar que le corresponde entre la Ruta Bética Romana.

Pongo por ejemplo lo que se ha hecho para relacionar Mérida y Cabra con una copia de Augusto del Museo de Arte Romano, que ha sido cedida para el Museo Aguilar y Eslava, uniendo así el común pasado romano de ambas civitas y el patrimonio educativo y cultural de que hacen gala.

Puede que no fuera casualidad que hubiera un culto mitraico en la antigua Igabrum, como también lo hubo a la diosa Isis. Puede que la importancia de estos cultos antiguos sea un testimonio demasiado valioso para que pase inadvertido o no alcance a ser seña de identidad histórica entre nuestras gentes. Habrá que ir tomando buena nota de lo mucho que supone esta pieza singular en nuestra ciudad, que nos hace un lugar único en España, pues no hay otro igual en todo el territorio nacional y también a nivel europeo, donde solo hay tres representaciones iconográficas de estas características: la nuestra, la del Museo Británico y la del Museo Vaticano.

Aprovechar esta singularidad no solo es una oportunidad que no puede desaprovecharse, sino que es casi un deber que han de tomarse en serio pues es mucho y muy interesante lo que puede aportarnos. Y lo tenemos tan cerca, es tan nuestro, que no podemos permitirnos que pase inadvertido. Nuestro pasado y nuestro patrimonio no pueden obviarse y han de aprovecharse de manera decidida.

Otro día, con más tiempo y profundidad, quizá tendría que buscar algo sobre el Mitraismo y su relación con la cultura de la Tauromaquia. Por hoy, me quedo con estas reflexiones que me ha suscitado la participación en las Jornadas, con las más que interesantes aportaciones recibidas por los ponentes de las distintas sesiones.

domingo, 24 de abril de 2011

Francia y los toros: Je ne comprend pas

Más o menos con una nota de prensa similar, se anuncia la noticia: "Francia inscribió el viernes las corridas de toros en su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial, informó el Observatorio de las Culturas Taurinas, por lo que Francia se convierte en el primer país que incluye la tauromaquia en un inventario así. Esta protección conduce a la ley a descartar su prohibición en las zonas donde es tradición".

Hoy se han hecho eco de tal decisión todos los medios. Venía de viaje esta noche y escuchaba toros para todos, en un momento en que, por razones de cobertura, no se escuchaba otra cosa en el coche. No soy taurino, pero tampoco antitaruino, y he de confesar que me gusta ir, alguna que otra vez, a los Toros.

He aquí que escuchando lo que decían, me sorprendió la noticia. Un país ilustrado como ninguno, donde nació la Revolución que trajo tantos derechos, demócrata, potencia de primera magnitud, republicano y moderno. ¡Yo que sé cuántos calificativos escuché!. Y no han tenido problema alguno en declarar la Fiesta (nacional de España), como Patrimonio Cultural de la France. Ahí es nada. Y destacaban cómo se unían todos los políticos, de distintos y variados partidos, para apoyar la cuestión. Y que, a pesar de los antitaurinos franceses, que los hay, su embajador en España no tiene problemas en decir más o menos que “la Fiesta no se toca”.

Lo último que decían es que desde hace unos diez años, algo así aprobó el Parlamento de Andalucía, sin que se haya dado bombo a la noticia ni se haya aportado como contrapunto legal a lo que luego aprobaron, con posturas contrarias, otros Parlamentos autonómicos. O que no se llevara al Parlamento Español.

Me cuesta comprender, en fin, las cosas que pasan en esta piel de toro, donde algunos y algunas nos han vendido tanta modernidad, adelantos legales, progresía y derechos, pero que a la hora de la verdad, tiene que ir tras nuestros vecinos galos en tantas cosas. Y para colmo, en un tema tan controvertido como, aparentemente, tan nuestro. Sinceramente, algo me pasa o Je ne comprend pas!.

sábado, 16 de abril de 2011

La Ciudad Recreada

Vuelve la Semana Santa y una vez más, convierte y transforma la ciudad y sus gentes. Se recrea el aroma que se desprende de las casas, el que derraman los naranjos de nuestras calles, el que aflora desde los templos o desde las casas de hermandad, el que surge de ese nerviosismo casi infantil que nos anuncia la inminencia del Domingo de Ramos.

Son muchos los enfoques desde los que podemos situarnos ante el genuino fenómeno de la Religiosidad Popular, con un destacado papel de las Cofradías y el entorno en el que se desenvuelven, desarrollando sus actividades: desde una visión religiosa o eclesial, histórica, artística, ritual, pasando por la de la antropología, el turismo, el folclore, la música y, en definitiva desde lo simbólico. En todas ellas habrá una visión integradora y no excluyente.

Hay algo más, y es ahí donde radica la clave de bóveda de todo el sistema, las personas que se integran en las Cofradías y que realizan un esfuerzo que trasciende sus etapas y que las hace ser parte de la historia cofradiera, con una visión abierta y compartida de cuanto aportan: cariño, esfuerzo, arte, fe y dedicación por las Cofradías y por una ciudad que las acoge y mantiene.

Una Ciudad Recreada (emulando el título de un libro de Joaquín Rodríguez Mateos) es el entorno privilegiado en el que todo aporta y donde la fe, las imágenes y los cofrades, son esenciales. Esa ciudad recreada es Cabra, donde en apenas unas horas, empezará el cortejo de las Cofradías que nos ofrecen su particular visión y esencia, manifestada de manera esplendente en las procesiones. Y como cada una es especial en sí misma y siendo iguales, son distintas, todas juntas conforman un espectáculo para los sentidos que, desde la fe, hecha religiosidad de un pueblo, nos sitúa ante lo trascendente, y llega, por las razones que fueren, a la sensibilidad más íntima de cuántos nos podamos sentir vinculados a ellas o a sus manifestaciones, convertidos así en niños que estrenan ilusiones en una primavera que huele a azahar, cera e incienso.

La Ciudad espera impaciente los días de la Semana Santa que es seña indeleble y eterna de una Ciudad como la nuestra. E iremos desgranando jornadas, recordando las emociones y haciendo nuestros muchos de los latidos vertidos en ese pregón casi gongorino, impregnado también de connotaciones machadianas y lleno de claves para interpretar cada uno de los momentos de esta ciudad que se recrea en su Semana Santa, dibujada de manera magistral en los catorce capítulos que, a modo de particular Vía Crucis, nos ofrecía Mateo Olaya el pasado domingo. Así “El tiempo de la Memoria” será actual y nuevo, aunque nos haga siempre niños que llevamos de la mano a nuestros padres para mirar con asombro, que no costumbre, al Señor en las calles de Cabra. O comprendiendo la armonía de un paso de palio, de un sonido peculiar, del silencio, de las sensaciones; que no son sino emociones, ritos sagrados y testamento heredado de nuestros mayores.

Y finalmente haremos nuestra proclamación de la fe y la Ciudad quedará recreada para siempre en la retina de nuestros ojos y en lo profundo de nuestros corazones. El alma de Cabra habrá conocido así, esa teoría y realidad de la Semana Santa según nuestro pregonero de este año, como bien nos introdujo su presentador.

Cuando en los días de la Semana Santa que está al llegar, los hermanos de las cofradías se preparen junto a los pasos de sus imágenes titulares en los momentos previos a la Estación de Penitencia, verán satisfechos que ha llegado una nueva cita con la primavera cofrade. Con el encuentro de su cofradía y la ciudad en la que van a recrearse sentimientos y emociones, llenos de la religiosidad que imprime ese vínculo con lo que no puede describirse y que sin embargo se nos hace visible por medio de las imágenes y de toda la carga simbólica que ofrecen. Como hace siglos, y especialmente en este año, como hace cien; en esos momentos previos, los “desfiles” de capuchones y todo el cortejo, recorrerán calles por las que muy poco después, saldrán las procesiones.

Las Cofradías y la Ciudad, serán así partícipes de un elenco que llena sus calles de sonidos, colores, aromas, símbolos, imágenes, oraciones y devociones. Y la Ciudad Recreada, verá como la Semana Santa eclosiona por el arte cofrade que ha ido gestándola durante las estaciones del año, para llenar de vida y de ilusión una tarde, una mañana o una madrugada. Pero sobre todo, para llenar de dicha el corazón de niños, jóvenes y mayores, que contemplamos su paso por las calles, haciéndonos vibrar de emociones y sabiendo que, tras la procesión, se inicia un nuevo caminar desde la luz de la vida, que nos llevará, irremediablemente, hasta otra Semana Santa.

sábado, 2 de abril de 2011

Va pasando la Cuaresma...

La tiranía del tiempo no tiene contemplación alguna. Pasa, apenas inadvertido, como si se detuviera y sin embargo, avanza sin descanso.

La Primavera esconde en su floración un aroma de incienso y azahar y nos brinda un tiempo especialmente dichoso para los cofrades. Un tiempo que también pasa, que parecía que no iba a llegar este año y ¡ya estamos a una semana del Pregón!.

Mientras mi hermano y amigo Mateo Olaya, ultima sus retoques a la pieza oratoria y de sentimiento que nos brindará el domingo 10 de abril, escucho el nuevo CD sobre la saeta de Cabra y sus intérpretes de antes y de ahora que nos brinda un sonido que se hace entrañable y cercano, tan familiar como sentido. Y la voz de Paco Carmona recitando sus versos a la Semana Santa en un sonido añejo de aquella radio que se nos fue.

Al tiempo se suceden los cultos, conciertos, exaltaciones, via-crucis y rezos alumbrados al amparo de un cirio incandescente que recorre las calles entre el alboroto de la chiquillería que estrena sensaciones de Cuaresma. La era digital me permite estar conectado a noticias, información, fotos de mis amig@s y comentarios, y mientras, en La Opinión de Cabra, leo la crónica en inglés de Alex García Rosal sobre las costumbres y gastronomía típicas de Cabra: genial ese corner, brother!.

Tertulias en la radio, en los cuartelillos. Alguna oración y un rato de reflexión y silencio ante las imágenes en el templo. El recuerdo del año de mi pregón, los inicios cofrades, el esfuerzo de tanta gente. La hermandad fraguándose a cada momento, alimentándose de los recuerdos y también de los proyectos. Fuerte en la amistad antigua y sólida en la más nueva. Comentando los ensayos de los costaleros, el reparto de las túnicas, viendo una vez más el video del año pasado....

Vuelvo al teclado. De fondo músicas, algunas clásicas de las que se hicieron nuevas en la modernidad de la Sevilla de la Exposición del 29 y que hoy son santo y seña de una Semana Santa romántica, que aspira a ser barroca, aunque surge a finales del XIX. Soleá, dame la mano... la mejor según Mateo. Amarguras, Virgen del Valle... , algunas interpretadas en instrumentos de plectro, otras por bandas casi sinfónicas. Pero también marchas egabrenses como Martirio, Virgen del Socorro, Virgen de Piedra, Sentir Cofrade y los ineludibles pasodobles de ese desfile eterno, que sigue vivo en nuestra retina: Cofradías Egabrenses y Cruz Parroquial.

Y va pasando la Cuaresma. Queda tiempo para celebrar los cien años de los primeros capuchones que salieron en el Preso. Una nueva manera de entender y hacer la Semana Santa y las tradiciones que surgía en aquellos primeros años del siglo XX, emparentando lo nuestro con el "costumbrismo nacionalista" de corte sevillano que introdujo Rodríguez Ojeda, el eterno Juan Manuel de la "Semana Santa de la gracia" y que imprimieron en nuestra ciudad personajes como Manuel Mora y Aguilar, entre otros. Y lo hicieron al amparo de la fotografía, de la prensa, de la cultura, de la arquitectura, de la educación, etc….. y cambiaron la Semana Santa. Algo que quizá se ha venido criticando desde hace tiempo y que quizá no haya sido comprendido ni analizado en su justa medida.

Una Semana Santa que con los capuchones empezaba a ser distinta al mismo tiempo que las de otros lugares… y de la que hoy cumplimos cien años, gracias a la Archicofradía del Preso y a las personas que tuvieron el acierto de aportar aquellas innovaciones, que empezarían a renovar y quizá a cambiar nuestra manera de celebrar y vivir la Pasión.

Y me resisto a no escuchar el sonido de los añafiles y un tambor ronco que suena a lo lejos. Esencias, aromas, sonidos, sentidos, luz, color, vivencias,..... todo eso y un sentimiento de dicha, mientras lentamente, muy lentamente, va pasando la Cuaresma.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Algunas ideas con corazón.

Soy de los que piensan que cuando se está en primera línea de algo, siempre es más difícil tomar decisiones y sobre todo, intentar explicarlas a los demás. Máxime si los que estamos a la expectativa de lo que nos digan, tenemos un ojo crítico que no quiere perderse nada.

Teniendo en cuenta que estamos en plena pre-campaña, todo lo que se diga hay que ponerlo en cuarentena, sobre todo por parte de quiénes ostentan el poder y nos representan con sus mayorías.

Los mensajes que se lancen a partir de ahora, deberán acogerse con cautela y esperando matices. Apuntando promesas y comprobando si se ha cumplido lo prometido.

Aún así, creo que es de alabar la decisión de participar en un proyecto político de carácter local, máxime en los tiempos que corren. Así que vaya mi aplauso para quiénes dan el paso al frente y ponen sus caras en las listas para las elecciones, sabiendo lo que les espera después.

Hay que valorar de manera adecuada la importancia de participar en la política, especialmente en la local, que sigue siendo la “cenicienta” del sistema democrático español.

Aunque es verdad que tendremos que asistir a que las maquinarias de los partidos y sus representantes intenten cubrir el expediente y prometan, culminen o empiecen, los grandes proyectos que anunciaban o albergan para poder continuar en los gobiernos.

Mi cautela se hace algo mayor cuando sigo escuchando balances triunfalistas y veo que los resultados no son los esperados, ni los prometidos.

Y del dinero, del que sale de nuestros impuestos, prefiero no entrar en detalle, pero si he de decir que cuando se trabaja en crisis y se cuenta con una cantidad nunca alcanzada antes para realizar proyectos, la historia es distinta. Y quizá no pueda compararse objetivamente con quiénes no contaron con esos fondos que han llegado ahora desde fuera para potenciar las realidades municipales.

Pero ojo, no seamos demasiado críticos con quiénes salen en las fotos. Seámoslo con sus proyectos, con sus programas, con sus capacidades y sobre todo, con la posibilidad de que puedan hacer lo mejor por su pueblo. Un pueblo que habrá de elegir, de nuevo, muy pronto.

Nos espera un recorrido de fondo y luego "spring" final hasta el 22 de mayo. Y mientras tanto, tendremos que soportar el machaqueo de quiénes aspiran a repetir gobiernos en los Ayuntamientos y a escuchar las promesas de quiénes aspiran a gobernarlos; sabiendo que esa, la municipal, es la política más dura y la que cuenta con menos apoyos en la descentralización recogida en la Constitución del 78.

¡Qué asignatura pendiente más difícil de aprobar!. Ni unos ni otros quieren ponerse a resolver el verdadero problema de la financiación y autonomía real de los municipios y eso si que es criticable y exigible.

Pero bueno, esa es cuestión de otro momento, que ya son demasiadas ideas y corazón las que van en mi “entrelíneas” de hoy.

domingo, 23 de enero de 2011

Los "varones" de la Igualdad

Volvía a reunirse la cúpula del partido que ha hecho de la Igualdad entre hombres y mujeres una de sus más señaladas conquistas y ha abanderado la ley de la cremallera que coloca por igual a féminas y varones en las listas electorales.

Sin embargo esta cumbre de barones, ha sido sobre todo, de "varones". Y ahí radica el punto de esta reflexión que se hace extensiva a otros ámbitos de la sociedad. La igualdad sin distinción de sexos es un derecho hace tiempo reconocido en nuestras sociedades, con realidades diferentes en otros entornos.

Pero en realidad, las mujeres, por las razones que sea, siguen siendo discriminadas, sobre todo en algunos sectores de la alta dirección, de los puestos de responsabilidad política y empresarial y, a veces, en otros más pequeños.

No ha más que mirar fotografías de las noticias diarias para comprobar que en las reuniones de grandes dirigentes mundiales; en las de presidentes de grandes compañías internacionales; en las más altas esferas de las Universidades o de los medios de comunicación, por poner algunos ejemplos, siempre hay muchos más hombres que mujeres, cuya presencia escasea e incluso ni siquiera existe.

Sinceramente creo que hay un problema de fondo. La verdadera respuesta a la pregunta ¿por qué llegan tan pocas mujeres a los puestos más altos? habría que buscarla en nuestros espacios más cercanos y quizá la respuesta la tengamos ante nuestra propia frente.

El recorrido por los argumentos que se han venido dando para descubrir esta realidad, que lo es, se sitúa en torno a tres grandes factores (según algunos de los más destacados estudios al respecto): la histórica y persistente –en diversas formas y grados- discriminación por razones de género; las mayores demandas de la vida personal y familiar que experimentan las mujeres y los distintos sistemas de autopercepción femenino y masculino. Y todo ello, en un entorno social organizado que pretende el mantenimiento del poder por parte de quienes siempre lo han detentado: un reducido grupo de varones.

Y nos hacemos una nueva pregunta: las mujeres ¿no quieren subir o no las "dejan"?. Si las mujeres no ascienden en la escalera jerárquica es porque no las dejan... los varones. Aunque la Igualdad está garantizada por las leyes, los hábitos del pasado, la rutina, los modelos de referencia, los estereotipos, los sesgos e incluso la desconfianza hacen que se priorice –consciente o inconscientemente- a los varones sobre las mujeres en muchos procesos de selección y promoción, anulando o ralentizando en la práctica los efectos de las leyes igualitarias.

Alguien podría decir que no existe esta discriminación, pero no sólo existe sino que viene acompañada de otra que tienen las mujeres en su vida privada, con significativas consecuencias para su vida profesional. Y ahora respondo a la pregunta que me hacía antes: hay una falta de corresponsabilidad de los varones en las tareas domésticas y de atención a las personas dependientes. Las mujeres desempeñan la parte de responsabilidad que no asumen los varones ni los servicios públicos, y limitan el tiempo y las energías que podrían dedicar a progresar en su carrera profesional, política, docente o ejecutiva. Y ésto pasa desde la más humilde hasta la más encumbrada de las familias, aunque hay que reconocer que en éstas, las mujeres cuentan con apoyos privados que no pueden permitirse las primeras y que aumentan la desigualdad por otras razones.

Creo que no se han realizado auténticas políticas de apoyo al papel insustituible de la mujer en relación con la maternidad o con la atención a la dependencia. Pocas ayudas, por no decir ninguna, existen a la hora de fortalecer la dedicación a la mujer que elige ser madre.

Hay otras y sobre todo otros, que piensan si las mujeres no llegan a ocupar esos puestos por los que los varones son capaces de casi todo, es simplemente porque no quieren. Y sobre todo porque tienen otros intereses. Pero ahí, al menos hoy, no me detendré.

Personalmente creo que nuestra sociedad, por más que quiera vestirse de igualitaria, lo es sólo de fachada. Y en el fondo, la mayoría de los varones están poco acostumbrados a la diversidad, no quieren cambiar su "rol" y además son los responsables de encontrar los procesos y los mecanismos para integrarla en igualdad de oportunidades. Y si no cuentan con ellas y nos las tienen entre sus "iguales", difícilmente podamos llegar a contar con reunión de barones a las que asistan "varones" y mujeres.

Mientras tanto, me sigo preguntando: ¿qué se está haciendo y qué PODEMOS hacer para cambiar esta situación?. Como cantaban Joan Baez y Bob Dylan: the answer, my friend, is blowing in the wind!

sábado, 15 de enero de 2011

El bosque organizado

A nadie se le escapa que uno de los elementos que conforman el espacio de nuestra geografía y lo hacen de manera destacada, es el conjunto de olivos que llenan nuestros campos. El olivar, es la formación vegetal predominante en nuestra tierra, configurando su paisaje e influyendo en nuestra cultura y economía de manera fundamental.

Casi un 70% de la superficie andaluza, representa el olivar de los campos de Córdoba y Jaén, con más de millón y medio de hectáreas cultivadas. Más de la mitad de nuestras tierras del Sur de Córdoba, tienen al olivo como monocultivo y la producción de aceite de oliva supone una de nuestras principales fuentes de riqueza y empleo.

Viajando por las provincias de Córdoba y Jaén, y también por tierras de Granada o Sevilla, podemos contemplar preciosas vistas de ordenadas plantaciones en las que los árboles más centenarios, símbolo de la paz, nos acompañan de manera silenciosa y nos ofrecen salud y bienestar. Son los “bosques organizados” que llaman la atención a nuestros visitantes extranjeros que, asombrados, se preguntan y nos preguntan, cómo es posible tener estos magníficos bosques productivos. Su mantenimiento y cuidado no es objeto de la estética aunque produzca tan bellos y a veces inadvertidos paisajes.

El olivar, ese “bosque organizado” de nuestra tierra, nos identifica desde hace milenios y se convierte en piedra angular de nuestro modo de vida. Genera empleo y riqueza, mantiene el medio ambiente y se convierte en producción ecológica de la que surgen productos esenciales para la salud, gracias al oro virgen que se obtiene de las aceitunas.

Quizá buscamos demasiadas alternativas a la generación de trabajo y producción, cuando tenemos tan cerca una de las más sólidas formas de promoverlo. Cuidar el olivar es mantener nuestra riqueza. Mirar los campos de olivos es disfrutar de un entorno privilegiado que no debería pasar inadvertido, aunque nos sea tan cotidiano.

Los olivareros y olivareras de nuestros pueblos tienen que ser reconocidos como esa mano de obra imprescindible para labrar la tierra, preparar los olivos, recoger el fruto. La producción es nuestra y deberíamos apostar más fuerte por la comercialización en origen, para que toda la riqueza que se genera revierta en el territorio.

Lo mejor de todo es que, a pesar del paso de los siglos, los olivos centenarios se renuevan y es hora de reconocer cuánto de bueno nos ofrecen. Suponen esa manera ejemplar de vivir en contacto con la naturaleza, de ser respetuosos con el medio ambiente, de mantener una manera de vida que es uno de los mayores aportes de riqueza y salud para nuestros pueblos. Y además, nos permite ofrecer al mundo una de nuestras señas de identidad más significativas, que surgen de ese bosque organizado que, a modo de jardín interior, representa nuestra esencia y simboliza nuestra existencia.